12 años

miércoles, enero 07, 2009

Hoy María, mi hija, ha cumplido 12 años. Hemos pasado un día fabuloso los tres juntos (María, Elena y yo): nos hemos reido mucho, hemos comido hasta reventar y hemos podido adquirir algún que otro chollo prescindible en las rebajas. De vuelta a casa hemos paseado a nuestro perrito, Teo, por el parque, y me he quedado un poco atrás, para ver caminando juntas, de espaldas, a madre e hija. Ya están casi igual de altas. Lo reconozco: me da una rabia terrible que María crezca… es tan mayor ya. Por otro lado me llena de orgullo, de un orgullo ridículo, egoísta e infinito.

María es preciosa (ya he colgado numerosas fotos de ella en el Blog). Se parece muchísimo físicamente a su madre (menos mal!!), salvo en los ojos, que son bastante parecidos a los míos, y en el carácter. Es muy dicharachera, bastante líder y apasionada. Pero también es competitiva: este año, casi sin apenas entrenar, quedó quinta en la carrera de la milla inter-centros (el año pasado diez puestos más atrás, por lo que está en progresión); saca sobresaliente en todas las asignaturas (salvo en plástica) y se esfuerza por aprender a su manera. Ya ha ganado dos concursos de relatos y esta Navidad se está atreviendo con su primera narración larga (creo que va a tener como unas veinte páginas).

Lógicamente, la observo con ojos de padre. Desde que me enteré que Elena estaba embarazada siento una fuerza incandescente en mis entrañas que me ha dado vida e ilusión. Y ya es casi una mujer…

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.