39 años… y dos vidas

39 steps 39 años... y dos vidas

viernes, julio 22, 2011

¡Hoy es mi cumpleaños! La verdad, el día ha comenzado genial, con un buen puñado de fabulosos regalos aguardando al borde de mi cama.
Leches, 39 años son muchos ya, la verdad. Me he permitido poner la imagen de la excelente novela de Buchan, porque esto ha sido como «escalar» 39 escalones.
Y es que tengo la sensación de haber vivido ya dos vidas. Una la que «tocaba» y otra «regalada». Hace aproximadamente 19 años y medio yo estaba en una UCI con un coma respiratorio profundo. Tres días de buen hacer médico y un imperdonable error de cálculo por mi parte me han permitido disponer de otros 19 años y medio de vida.
Jamás me he arrepentido de lo que hice en su día, pero también es cierto que esta segunda oportunidad me ha dado grandes cosas: una hija preciosa, conocer a algunas personas increíbles que ahora se cuentan entre mis mejores amigos, visitar lugares del planeta que son de fábula, cumplir alguno de mis sueños de la infancia, disfrutar de la maravillosa compañía de Elena, haber aprendido mucho (carreras, masters, seminarios), leer cientos de nuevos libros, correr miles de nuevos kilómetros, escribir una decena de novelas y muchas poesías y cuentos breves…
Tener la sensación de haber vivido ya una vez te da la ventaja de perderle el miedo a casi todo (especialmente a la muerte), y eso hace que te sientas «libre» de hacer con tu tiempo casi lo que quieras. Ahora que voy a entrar en mi «tercera» vida sólo sé que doy el paso con la enorme tranquilidad de haber hecho miles de cosas y de haber tenido miles de experiencias alucinantes. Sé que hablo como un anciano de 90 años, pero desde aquí os recomiendo que no os demoréis demasiado en ir con toda determinación a por vuestros sueños…

Y ahora me voy a preparar para una celebración de órdago. Comer bien es una fabulosa razón para seguir vivos, y yo trato de hacerlo cada vez que puedo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.