Fernando Zóbel

jueves, junio 10, 2010

Este genial pintor español (aunque nacido en Manila, cuando ya Filipinas había dejado de ser una de nuestras últimas colonias) desarrolló un estilo muy característico y sugerente, con notables influencias de algunos artistas japoneses.

Zóbel pasará también a la historia por haber sido uno de los fundadores del Museo de Arte Abstracto Español, en Cuenca (ciudad en la que descansan sus restos), que hoy atesora una maravillosa colección (ya hablé de ella en el Blog, y comenté que visito este museo con relativa frecuencia).

La pintura de Zóbel es sencilla, ligera, un fogonazo, un instante captado mientras se viaja en un tren. Sus cuadros conectan maravillosamente con espacios celosamente guardados en la memoria, y su complicada indefinición hace posible que cualquiera de nosotros sintamos como propios esos paisajes deformados, esas pinceladas estiradas hasta el infinito.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.