La Insoportable Levedad del Ser

la insoportable levedad La Insoportable Levedad del Ser

lunes, diciembre 12, 2005

Aprovecho este lunes de principios de diciembre, otoñal y agónico, para recomendar un libro trascendental en mi adolescencia. La novela de Kundera me marcó como escritor, me estimuló como filósofo y, lo más increíble, creo que hasta me cambió como persona.

El libro está narrado con una belleza y cercanía inusitadas. Uno disfruta mientras pasan las páginas, y se deleita y ríe y llora con cada una de las descripciones. Fascinante la descripción del amor, de la política y de la razón de ser desde un punto de vista cotidiano sólo asimilable a Carver (aunque este último desde una poética contenida).

La desazón de Tomás, y el amor sin límites de Teresa… emociona pensar en ellos, y recordar con ellos nuestras propias vidas. Porque la novela de Kundera es perfectamente posible en cada uno de nosotros.

No dejar pasar cada una de las lecciones de filosofía espontánea y cercana que el autor nos va dejando como un regalo a lo largo de la narración. Algunos cambiamos nuestra forma de ver y entender el mundo gracias a ellas. Sólo por esta obra Kundera merece el Premio Nobel.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.