La Montaña Mágica

t mann La Montaña Mágica

domingo, febrero 12, 2006

Este post está más dedicado al autor que a la novela, porque influyó con muchas de sus obras tanto en mi forma de entender la vida como, irremisiblemente, en mi manera de escribir. Thomas Mann es uno de los mejores escritores de la historia, y sin duda se merece ser recordado constantemente para que sus novelas, complejas, no caigan en el olvido jamás.
La Montaña Mágica es una novela excepcional, hermosa, vibrante, romántica y emotiva. El joven Hans Castorp visita a su primo a un sanatorio, pero su estancia se prolongará más de lo previsto, y ese viaje le abrirá los ojos al mundo, al comportamiento humano, al conocimiento de la sociedad en la que vive, al amor, a…
La redacción es perfecta, de una maestría incomparable y que engancha desde el comienzo. Uno asiste como espectador cómplice a la sucesión de escenas que lentamente van tejiendo un «fresco» de la burguesía de la época, pero que en realidad trasciende mucho más allá, para hacerse universal y eterna. Esta obra es como un pequeño manual para entender mucho de los demás y mucho de nosotros mismos. Los conflictos internos de Castorp bien pueden ser los de cualquier persona de hoy en día.
Me encandilaron especialmente los decimonónicos discursos del liberal Settembrini y el giro, casi inesperado, que en un momento dado da la novela, y que explican por un lado sucesos del momento en el que Mann vive, y por otro la miseria interna que el ser humano lleva dentro.
Nadie debería perderse leer y disfrutar de esta novela, y tampoco de la obra del genial Thomas Mann.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.