Momentos Estelares de la Historia del Cine (XXXI)

sábado, febrero 04, 2012

Cabaret es una película fascinante. La vi de muy niño y me atrapó, y desde entonces la habré visionado en más de 30 ocasiones (hubo un verano que la vi 6 veces porque estaba obsesionado con ella). En 1972 fue capaz de birlarle protagonismo a El Padrino en los Oscar, y eso ya es mucho decir.

Es uno de mis filmes musicales favoritos. Las coreografías y la canciones son absolutamente maravillosas. Bob Fosse se salió. Y no digamos la estupenda Liza Minnelli, que borda una interpretación sin igual.

He elegido esta secuencia, de entre las muchas que son geniales, porque provoca sentimientos encontrados: te encandila y te horroriza, te enamora y te aterra al mismo tiempo. Además, recoge de una forma muy sutil todo el contenido de la película, y muestra el esplendor de la barbarie, justo al borde del más terrible de los precipicios.

Una secuencia elegante, cargada de simbolismo e inteligencia. Una espeluznante delicia…

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.