Morrissey

sábado, abril 18, 2009

En 1988 todavía trataba de recuperarme de la desaparición hacía algunos meses de uno de mis grupos favoritos: The Smiths. Pero una mañana de sábado, al poner la radio, adelantaban el primer single en solitario del líder y vocalista de aquella fabulosa y legendaria banda, se trataba de la increíble Suedehead.

Morrissey llegó para alegranos la vida a los millones de fans que nos habíamos quedado hechos polvo por la separación de The Smiths. Su música sirvió para dar aire a todos los grupos incipientes que bebían de sus fuentes, y que en unos años darían lugar a una corriente musical mil veces exaltada y mencionada en este blog: el britpop.

He colgado la extraordinaria Everyday is like sunday, su segundo sencillo, que es mi favorita de entre todas sus portentosas creaciones.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.