Objetivo Maratón: desastre

domingo, abril 25, 2010

Hoy he terminado mi primera maratón. Y sólo el hecho de haberla concluido ya ha merecido la pena. Era un reto que deseaba afrontar.

Pero, siendo sincero, ha sido una catástrofe. Mi objetivo era bajar de tres horas y media, y apenas lo he hecho de cuatro horas (03:59:21). Quería estar entre los 1.500 primeros, y he quedado por encima del 4.000, justo en la mitad de los que la han terminado. No estoy acostumbrado a quedar tan lejos de la cabeza…

Mis pruebas son el medio-fondo, y tengo una marca buenísima para mi edad en el 5.000, prueba en la que suelo quedar entre los 20/30 primeros. Pero conforme se incrementa la distacia mi rendimiento cae vertiginosamente. En la imagen de arriba puede verse que hasta el Km. 25 todo marchaba según lo previsto, pero los dolores (rodillas, isquios, piramidal derecho…) me han arruinado la carrera. He llegado destrozado de piernas, y al mismo tiempo con el pulso por debajo de 160 y con la sensación de no haber forzado nada la máquina. El dolor me ha hundido.

Ya colgaré las fotos (he cruzado la meta de la mano de mi hija). Pero de momento me quedo con la conversación que he mantenido con un habitual de las carreras que me conoce bien:

– Enrique, ¿qué hace un medio-fondista como tú en una maratón?
– El imbécil – le he respondido sin dudarlo.

Definitivamente, esta no es mi prueba. Felicidades a todos aquellos que la han terminado. Incluso a los muchos que entre lágrimas se han quedado en el camino. Como ya me advirtió mi amigo Iván Gilabert: el Maratón de Madrid es muy duro.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.