Shine On

martes, mayo 18, 2010

Esta es mi canción favorita de James Blunt. Me gusta escucharla cuando algo se termina…
Ahora acaba el curso en la universidad, cursos que imparto en empresas, mi participación en algún master… Es diferente, muy diferente, ser alumno que profesor. El alumno se abre al mundo, y en apenas un rato olvida a los profesores (tiene demasiadas cosas en las que ocupar su mente). Sin embargo, los alumnos, algunos alumnos, dejan en el profesor una huella que el tiempo no borra: atisba en ellos la posibilidad del éxito, la materia brillante y confusa que da lugar a la genialidad…
Me gusta escuchar esta canción cuando algo se acaba, porque desde la tristeza tiene un punto de emoción, de brillante y luminosa felicidad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.