Un poema

martes, diciembre 16, 2008

No son esos espacios metálicos
que nos separan
Ni las intermitencias de tu voz
No son esas nubes devastadas
que se alejan fragmentándose
Ni las oquedades silenciosas
que han ido poblando mis entrañas

Son las regiones de luz deshabitadas

Es la memoria baldía de un tiempo
teñido de azul

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.