Yo quería ser «El Mochuelo»…

viernes, marzo 12, 2010

Hoy nos ha dejado Miguel Delibes… bueno, nos ha dejado su cuerpo, por su alma, su ser, como él mismo decía, nos lo había regalado ya para siempre a través de los cientos de personajes que pueblan sus libros, alguno de ellos inolvidable.

Comencé a leer a Delibes a una edad insultantemente precoz: con apenas nueve años abordé «La sombra del ciprés es alargada». Poco después leería «El Camino», y entonces ya Delibes pasó a formar parte de mi imaginario y siguió cimentando mis ansias de convertirme en escritor. No es ni la mejor, ni tan siquiera mi favorita, pero es de la que me acuerdo hoy que nos ha dejado. Los libros que leemos en la infancia se anclan en nuestros recuerdos, y lo hacen de una manera tan sólida, tan profunda, que ya no sabemos si leimos lo que recordamos o sencillamente lo vivimos.

Yo quería ser «El Mochuelo», yo estaba enamorado de la Mariuca-uca y yo lloré como un desgraciado por mi amigo «El Tiñoso»…

En este mismo Blog, en cartas y artículos en los medios, en escritos a ayuntamientos y gobiernos clamé decenas de veces por el Nobel para Delibes. Hoy poco importa, porque Delibes ha superado al Nobel, porque Delibes ya se ha hecho infinito…

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.