Ojos Negros

ojos negros 6051 c Ojos Negros

lunes, enero 16, 2006

Ayer volví a ver esta maravillosa película de Mikhalkov, y toda la noche la he pasado soñando con ella. La habré visto más de veinte veces, y no me canso de hacerlo.

El filme está libremente basado en algunos cuentos del fenomenal Chekhov, al que también recomiendo leer con cierta frecuencia. Cuenta con una interpretación soberbia del genial Mastroianni, en uno de sus mejores papeles, que además le iba como anillo al dedo con su carácter espontáneo y pícaro.

El argumento es delicioso, los actores están más que correctos, pero lo más destacable es una fotografía preciosa que inunda al espectador y lo arrebata hacia el cine de verdad, el cine que embauca y deja con los ojos abiertos. Hay escenas memorables, que hacen saltar las lágrimas de emoción y belleza: una mujer que acaba de conocer que lo ha perdido todo observa desde una ventana a un grupo que alegre se hace una fotografía, un hombre que cruza un charco con un cristal, un carro de gitanos que se aleja por la estepa, unos visillos interrumpiendo la visión de un niño al fondo, un gorrito arrastrado por el viento, una cama vacía con el almohadón húmedo de lágrimas y una pared blanca con el rastro dejado también por las lágrimas…

Preciosa, alegre, melancólica, triste, divertiva, emotiva, maravillosa, bella… No hay calificativos para definir a esta película que está y estará siempre entre las mejores de la historia del cine. Mikhalkov recibió el Oscar años después por «Quemados por el Sol», pero en realidad se hacía justicia a su carrera y, sobre todo, a sus «Ojos Negros».

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.